• Inicio
  • Actualidad
  • Gestobetón: Programa de facturación y gestión para empresas de hormigón

El hormigón en las "casas pasivas"

Casas eficientes

Al contrario de lo que muchos creen, el hormigón es uno de los materiales de construcción elegidos a la hora de la fabricación de casas pasivas, viviendas en las que el consumo energético es mínimo.

La mayoría de la población sabe que el hormigón ofrece una gran resistencia y durabilidad pero también desconoce que, entre sus ventajas, aporta una gran eficiencia energética. Esto, unido a su inmejorable precio y a su resistencia al fuego, hace que sea uno de los materiales preferidos a la hora de construir viviendas o casas pasivas.

Una casa pasiva o casa solar pasiva es un tipo de casa en la que se utilizan los recursos de la arquitectura bioclimática combinados con una eficiencia energética muy superior a la construcción tradicional. Son casas con un consumo energético muy bajo y que ofrecen durante todo el año una temperatura ambiente confortable sin la aplicación de la calefacción convencional. - Wikipedia

Es cierto que en muchos casos este tipo de vivienda se fabrican con paneles de horrmigón prefabricado pero el resultado es el mismo, la diferencia es si el hormigón se lleva directamente a la obra o, por el contrario, se fabrican los paneles antes de llevarlos a la obra.

Los edificios pasivos, o casas pasivas, tienen como objetivo la consecución de un alto rendimiento energético. Trabajan especialmente eliminando costes de instalación pero sobre todo de mantenimiento de sistemas de climatización. Mediante un diseño bioclimático buscan mantener una temperatura óptima en cualquier estación, ya sea verano o invierno, evitando el uso de los sistemas tradicionales de calefacción o de ventilación.

Los sistemas de climatización eficiente son variados por lo que será el correspondiente estudio arquitectónico el que deberá decidir cuál conviene emplear pero siempre contando con el hormigón como material de construcción de la vivienda.